PENSAMIENTOS PARA EL ALMA

Thursday, May 11, 2006

PARA MEDITAR

¿PIENSAS DESISTIR?

La única diferencia entre alguien que se destaca y otro que no... es la creencia en si mismo.

• La súper estrella del básquet, Michael Jordan, fue expulsado del equipo escolar.

• Winston Churchill repitió el sexto grado. Fue primer ministro de Inglaterra a los 62 años de edad, luego de una vida muy dura.

• Albert Einstein no habló hasta los 4 años de edad y aprendió a leer a los 7, su maestra lo calificó como "mentalmente lerdo". Fue expulsado de la escuela y no fue luego admitido en el Politécnico de Zurich.

• En 1944, Emmeline Snively, directora de la agencia de modelos Blue Book Modeling, le dijo a la candidata Norman Jean Baker (Marilyn Monroe) : “Sería mejor que hicieras un curso de secretaria o buscaras un buen marido."

• Al rechazar a un grupo de rock inglés llamado The Beatles, un ejecutivo de Decca Recording Company dijo: "No nos gusta ese grupo."

• Cuando Alexander Graham Bell inventó el teléfono, en 1876, buscó quienes lo financiaran en el proyecto. El Presidente Rutheford Hayes dijo: “Es un invento extraordinario, pero ¿quién lo va a usar?"

• Thomas Edison hizo 2000 experiencias hasta inventar la lamparita. Un joven reportero preguntó el por que de tantos fracasos. Edison respondió: "No fracasé ni una vez. Inventé la lamparita. Ocurre que fue un proceso de 2000 pasos”

• A los 46 años, luego de perder progresivamente la audición, el compositor alemán Ludwing Van Beethoven quedó completamente sordo. Y así compuso buena parte de su obra. Incluidas 3 sinfonías, en los 6 últimos años.

Por eso no debemos pensar que nuestro tiempo pasó. Mientras aquí estemos, siempre habrá algo para aprender y mucho por hacer.

¿Piensas desistir de intentar algo?

SE BUSCA

Gente que saque a pasear sus niños con el mismo entusiasmo que saca a pasear a sus perros.

Gente que les hable a sus vecinos como le habla a sus plantas diariamente.

Gente que le sonría a los demás como le sonríe todas las noches al televisor.

Gente que dispense tanta atención a los que los rodean como igual hace con su
computadora.

Gente que esboce una sonrisa cuando pueda mirar.

Gente que salude cuando alguien se aproxima.

Gente que escuche la naturaleza como si intentara escucharse a sí mismo, o a la
radio con los audífonos que le mantiene ajeno a lo cotidiano.

Gente que adore, mime y cuide a su familia como adora, mima y cuida a su auto, sus aparatos eléctricos o sus mascotas.

Gente que esté siempre dispuesta colaborar como siempre está dispuesta a contestar su celular.

Gente que cuando se mire en el espejo mire más allá y se mire el alma, no el armario que lleva encima.

Gente que cuando hable proponga, no que disponga ni sea conflictivo.

EL ARTE DE HABLAR Y LA VIRTUD DE CALLAR

Sí, hablar es fácil, pero CALLAR, requiere prudencia y dominio.
Cristo como hombre, estuvo callado vivió en silencio e ignorado durante treinta años, para poder hablar como Dios por espacio de tres años solamente.
La Palabra de Cristo al promulgar su obra redentora, fue amable, atrayente, pero decisiva penetrante y convincente.
Llamó al pan, pan, y al vino, vino sin rodeos y con sencillez.
Pero cuando calló, no se defendió contra las infamias, calumnias acusaciones, injusticias, atropellos y crímenes. Porque es inútil y contraproducente hablar a personas de antemano predispuestas.

Nos dio ejemplo que:
  • Hablar oportunamente, es ACIERTO
  • Hablar frente al enemigo, es CIVISMO
  • Hablar ante una injusticia, es VALENTÍA
  • Hablar por rectificar, es un DEBER
  • Hablar para defender, es COMPASIÓN
  • Hablar ante un dolor, es CONSOLAR
  • Hablar para ayudar a otros, es CARIDAD
  • Hablar con sinceridad, es RECTITUD
  • Hablar de sí mismo, es VANIDAD
  • Hablar restituyendo fama, es HONRADEZ
  • Hablar aclarando chismes, es OBLIGACIÓN
  • Hablar disipando falsos, es de CONCIENCIA
  • Hablar debiendo callar, es NECEDAD
  • Hablar por hablar, es TONTERÍA
  • Hablar de DIOS, significa MUCHO AMOR.
Cuando Cristo hablaba encendía los corazones sinceros y nobles, pero su CALLAR sorprendió a todos, desconcertó a sus mismos enemigos.

CALLANDO enseñó a llevar la Cruz, por lo mismo:
  • Callar cuando acusan, es HEROÍSMO
  • Callar cuando insultan, es AMOR
  • Callar las propias penas, es SACRIFICIO
  • Callar de sí mismo, es HUMILDAD
  • Callar miserias humanas, es CARIDAD
  • Callar a tiempo, es PRUDENCIA
  • Callar en el dolor, es PENITENCIA
  • Callar palabras inútiles, es VIRTUD
  • Callar cuando hieren, es SANTIDAD
  • Callar para defender, es NOBLEZA
  • Callar defectos ajenos, es BENEVOLENCIA
  • Callar debiendo hablar, es COBARDÍA
Aprende primeramente a CALLAR para poder HABLAR con acierto y tino, porque si HABLAR es plata, CALLAR es oro.

Así como tú callas y defiendes cubriendo los defectos ajenos con la misma medida, serás defendido por DIOS.

UN VERDADERO AMOR

Un hombre de edad avanzada vino a la clínica donde yo trabajo para hacerse curar una herida en la mano.

Tenía bastante prisa, y mientras se curaba le pregunté qué era eso tan urgente que tenía que hacer. Me dijo que tenía que ir a una residencia de ancianos para desayunar con su mujer que vivía allí.

Me contó que llevaba algún tiempo en ese lugar y que tenía un Alzheimer muy avanzado.

Mientras acababa de vendar la herida, le pregunté si ella se alarmaría en caso de que él llegara tarde esa mañana.

No, me dijo. Ella ya no sabe quién soy. Hace ya casi cinco años que no me reconoce. Entonces le pregunté extrañado.

Y si ya no sabe quién es usted, ¿por qué esa necesidad de estar con ella todas las mañanas? Me sonrió y dándome una palmadita en la mano me dijo: "Ella no sabe quién soy yo, pero yo todavía sé muy bien quién es ella".

Tuve que contenerme las lágrimas mientras salía y pensé:"El verdadero amor no se reduce a lo físico ni a lo romántico. El verdadero amor es la aceptación de todo lo que el otro es, de lo que ha sido, de lo que será y de lo que ya no es"

UN HERMANO ASÍ

Un hombre llamado Paul recibió un auto como regalo de Navidad. La noche anterior, cuando Paul salió de la oficina, había un chico de la calle dando vueltas alrededor del auto flamante y brillante al que miraba con admiración.

-¿Este auto es suyo señor?- pregunto.

Paul asintió. -Me lo regaló mi hermano para Navidad.

El chico estaba maravillado.

-¿Quiere decir que su hermano se lo dio y no le costo nada? Que suerte, ojala...-vaciló.

Naturalmente Paul sabía cual era su deseo. Ojala él hubiera tenido un hermano así. Pero lo que el chiquillo dijo, dejó a Paul paralizado de la cabeza a los pies.

-Ojala -continuó- yo pudiera ser un hermano así.

Paul miró al chico anonadado, y agregó, impulsivamente:

-¿Te gustaría dar una vuelta en mi auto?

-Oh, si, me encantaría.

Después de un breve paseo, el chico se volvió y con los ojos fulgurantes dijo:

-Señor, ¿le molestaría pasar por frente a mi casa?

Paul esbozó una sonrisa. Creyó saber que quería el muchacho. Quería mostrarles a los vecinos que podía llegar a su casa en un auto grande. Sin embargo, por segunda vez se equivocó.

-¿Podría frenar donde están esos dos escalones -preguntó el chico.
Subió los dos escalones corriendo. Pasó un ratito y Paul lo oyó regresar, pero no venía rápido. Cargaba a su hermanito inválido. Lo sentó en el escalón de abajo, después se apretó un poco contra él y señaló el auto.

-Ese es Buddy, como te dije arriba. El hermano se lo regaló para Navidad y no le costó ni un centavo. Algún día yo te voy a dar uno así... y entonces podrás ver todas las cosas lindas que hay en las vitrinas de Navidad de lasque yo te he hablado.

Paul se bajó y sentó al pequeño en el asiento delantero del auto. El hermano mayor, eufórico, y los tres iniciaron un paseo memorable. Esa Nochebuena, Paul entendió qué quería decir Jesús con: "Es mejor dar que recibir..."

ACEPTACIÓN INCONDICIONAL

Esta es la historia verídica de una mujer que aprendió lo que es el amor incondicional y decidió compartirla:

"Soy madre de tres hijos de 14, 12 y 3 años y recientemente termine mi carrera universitaria. La ultima clase que tome fue Sociología. La maestra estaba muy inspirada con las cualidades que yo deseaba ver con las cuales cada ser humano había sido agraciado. Su ultimo proyecto fue titulado "Sonríe". Pidió a la clase que saliera y le sonriera a tres personas y documentaran sus reacciones.

Yo soy una persona muy amistosa y siempre sonrío a todos y digo "hola", así es que pensé que esto seria pan comido, literalmente.

Tan pronto nos fue asignado el proyecto, mi esposo, mi hijo pequeño y yo fuimos a McDonald"s una fría mañana de Marzo, era la manera de compartir un tiempo de juego con nuestro hijo. Estábamos formados esperando ser atendidos cuando de repente todos se hicieron para atrás, incluso mi esposo. Yo no me moví ni una pulgada y un abrumador sentimiento de pánico me envolvió cuando di vuelta para ver que pasaba. Cuando gire percibí un horrible olor a "cuerpo sucio" y junto a mí estaban parados dos hombres pobres, cuando mire al pequeño hombre que estaba cerca de mí, Él sonreía, sus hermosos ojos azul cielo estaban llenos de la luz de Dios buscando aceptación. Él dijo "buen día" mientras contaba las pocas monedas que traía. El segundo hombre manoteaba junto a su amigo, creo que era retrasado mental y el hombre de ojos azules era su salvación. Contuve las lagrimas. La joven despachadora le pregunto que quería, él dijo "Café, es todo señorita" porque era para lo único que tenían, ya que si querían sentarse en el restaurante para calentarse un poco, tenían que consumir algo.

Entonces, realmente lo sentí, el impulso fue muy grande, casi alcanzo al pequeño hombre para abrazarlo, fue entonces que sentí todas las miradas en mi, juzgando mi acción. Yo sonreí y le pedí a la joven despachadora que me diera dos desayunos mas en charola separada y camine hacia la mesa donde estaban los dos hombres sentados, puse la charola en su mesa y mi mano sobre la mano fría del pequeño hombre, él me miró con lagrimas en los ojos y dijo "Gracias". Yo me incline dando palmaditas en su mano y le dije "No lo hice por ustedes, Dios esta aquí actuando a través de mí para darles esperanza". Comencé a llorar mientras caminaba para reunirme con mi esposo e hijo.

Cuando me senté mi marido sonrió y dijo "Es por eso que Dios te dio para mí, cariño, para darme esperanza". Nos tomamos de las manos por un momento y en ese instante supimos la Gracia con la que fuimos bendecidos para ser capaces de dar. No somos fanáticos de la iglesia pero somos creyentes. Ese día me fue mostrada la luz dulce y amorosa de Dios.

Yo regrese a la universidad la ultima clase nocturna, con esta historia en mano. Entregué mi proyecto y la instructora lo leyó, entonces me miró y preguntó: "¿Puedo compartir esto?" Yo asentí lentamente mientras ella pedía la atención de la clase. Comenzó a leer y me di cuenta que nosotros, como seres humanos y siendo parte de Dios, compartimos esta necesidad para sanar a la gente y ser sanados. A mi manera, se lo hice sentir a la gente en McDonald"s, a mi esposo, hijo, a la maestra y a cada alma en el salón de clases esa ultima noche como estudiante.

Me gradué con una de las lecciones más grandes que jamás hubiera aprendido: "ACEPTACIÓN INCONDICIONAL ".

GRANDEZA vs. SUPERIORIDAD

¿Me siento grande o superior?... Es un cuestionamiento que surge ante la violencia que predomina en cada rincón. Todo esto ocurre quizás, porque la humanidad, desconoce o confunde los conceptos de grandeza y superioridad.

Ante un grito, se responde gritando cada vez más, a tal punto que ninguno logra escuchar nada, solo gritar y ofender con palabras, porque se cree que gana quien más grite, hiera o destruya; se siente superior el que pegue más fuerte o rompa más; lo que no saben es, que es realmente grande, el que desde el principio evita la discusión, callando y esperando que los ánimos se calmen para dialogar, solucionar, sanar, desagraviar y buscar una salida mejor, donde no existan perdedores sino ganadores en el amor.

Qué equivocados están aquellos que piensan que la venganza les ayuda a defender su dignidad; más aún, los que educan a sus niños diciéndoles que ante un golpe que reciban, no se queden como idiotas, sino que devuelvan a cambio un golpe más fuerte, porque eso les da superioridad. sin darse cuenta, están educando para la guerra y la violencia; y no para la fraternidad y la paz. Hay quienes expresan: "A mi me criaron con golpes y no me enloquecí, me hicieron más fuerte y por eso he llegado hasta aquí". No será quizás que se ha podido llegar pasando por encima de cualquiera, respondiendo con violencia, inspirando miedo más que respeto, opacando el sentimiento de grandeza y fortaleciendo en sí mismo el de superioridad, lo que le hace realmente pequeño ante los que humildemente se han sabido ganar un lugar.

La grandeza es sinónimo de nobleza, honor, gloria, esplendor y dignidad; en contraste, la superioridad es supremacía, preponderancia, predominio,descuello, prepotencia y hegemonía. existen grandes diferencias entre ambas, porque es ciertamente grande aquel que sabe indultar, busca curar las heridas, prefiere construir, reparar. ser grande es saber realmente amar y perdonar; es también aprender a escuchar, hablar sin gritar, actuar sin herir, dar ese primer paso para la reconciliación, aunque nos hayan ofendido primero, en ello está el ser nobles, dignos y sobre todo semejantes a nuestro Creador, en el verdadero amor.

¿Qué prefieres: Sentirte grande o superior?

LA FORTALEZA DE UN HOMBRE

La fortaleza de un hombre no esta en el ancho de sus hombros...
Esta en el tamaño de sus brazos cuando abrazan.

La fortaleza de un hombre no esta en lo profundo del tono de su voz...
Esta en la gentileza que usa en sus palabras.

La fortaleza de un hombre no esta en la cantidad de amigos que tiene...
Esta en lo buen amigo que se vuelve de sus hijos.

La fortaleza de un hombre no esta en su cabello o su pecho...
Esta en su corazón.

La fortaleza de un hombre no esta en lo duro que puede golpear...
Está en lo cuidadoso de sus caricias.

La fortaleza de un hombre no esta en el peso que pueda levantar...
Esta en las cargas que pueda llevar a cuestas.

La fortaleza de un hombre no esta en las mujeres que ha amado...
Esta en Poder ser verdaderamente de una sola mujer.

La fortaleza de un hombre no está en creer que todo lo puede…
Esta en reconocer que sin Dios, nada sería posible.